Viñeta: Las cajeras de Mercadona sustituyen a los antidisturbios